El sobrepeso y la obesidad son el quinto factor principal de riesgo de muerte en el mundo. Cada año fallecen por lo menos 2,8 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso o la obesidad.
Sabemos que una alimentación equilibrada y saludable es clave para el bienestar físico y psicológico de la persona, además de mejorar su rendimiento laboral.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) un empleado más sano aumenta su productividad en un 20%.
Un trabajador obeso, en cambio, tiene doblemente posibilidades de ausentismo que uno con peso normal. Las principales enfermedades crónicas más conocidas que acompañan al sobrepeso son: HTA, Diabetes, Colesterol, Triglicéridos elevados, enfermedades coronarias, articulares y disminución en la movilidad, entre otras.
Cuando un empleado está sano, es más eficiente, está motivado, está más alerta y pleno en su trabajo, disminuye los riesgos de accidentes y maneja mejor las situaciones de estrés.
Cómo puede intervenir Ceas con empresas que quieren acompañar la salud nutricional de sus empleados?
Miradas del proyecto:
AREA NUTRICIONAL
ACTIVIDAD FÍSICA
YOGA TERAPÉUTICO

Consulte las diferentes propuestas de trabajo
555